?La resignación no es una opción. Lucha el presente? es la campaña de CCOO para denunciar la precariedad laboral juvenil

    La Secretaría de Juventud de CCOO ha elaborado un decálogo de propuestas para reivindicar el derecho de los jóvenes a un empleo digno.

    17/10/2011.
    Raúl Villar y Rubén Belzunegui durante la presentación de la campaña

    Raúl Villar y Rubén Belzunegui durante la presentación de la campaña

    La Secretaría de Juventud de CCOO ha lanzado una campaña de movilización dirigida a la juventud bajo el lema ?La resignación no es una opción. Lucha el presente?, presentada hoy en rueda de prensa por el secretario de organización de CCOO de Navarra, Raúl Villar, y el responsable de juventud del sindicato, Rubén Belzunegui. Éste ha afirmado que "los jóvenes son el colectivo más afectado por la crisis, ya que el 80% de los puestos destruidos en España entre 2007 y 2010 eran ocupados por jóvenes. Ha llegado el momento de decir no a la gestión de esta crisis económica y el sindicalismo no se va a quedar inmóvil ante esta situación y esta campaña es una prueba de ello". La campaña se dirige en Navarra a más de 104.000 jóvenes de entre 16 y 30 años (un 16% de la población).

    Rubén Belzunegui ha desgranado el decálogo de propuestas que ha elaborado CCOO para exigir el derecho de los jóvenes a un empleo digno:

    1.   Contratos formales, con todas las cotizaciones a la Seguridad Social, frente a becas fraudulentas, empleo en "negro" y falsos autónomos, que explotan a trabajadores y trabajadoras jóvenes, sin que exista relación laboral y, por tanto, careciendo de derechos.

    2.   Salarios decentes, nunca por debajo del salario mínimo interprofesional, y adecuados a las categorías profesionales que se recogen en los convenios colectivos de referencia, suprimiendo salarios más bajos por razón de edad o nuevo ingreso en la empresa.

    3.   Contratación estable frente al encadenamiento de contratos temporales de forma injustificada. Toda la contratación temporal debe regirse por el principio de causalidad.

    4.   Formación y atención para jóvenes en paro que no acabaron sus estudios y desean retornar al sistema educativo. Promover incentivos económicos para jóvenes en situación de desempleo que se acojan a orientación profesional y formación ocupacional para mejora de su cualificación. Promover planes públicos de empleo para jóvenes, sobre todo de escasa cualificación, centrados en la combinación de formación teórica y práctica en las empresas (sistemas duales de formación-empleo).

    5.   Reconocimiento del nivel de cualificación académica y la experiencia profesional adquiridas para que se adecue a las condiciones laborales.

    6.   Orientación, formación y búsqueda de empleo para jóvenes en paro a través de los Servicios Públicos de Empleo, que deben fortalecerse y mejorar sus recursos frente a las Empresas de Trabajo Temporal (ETT).

    7.   Derecho a la negociación colectiva como fórmula de defensa de condiciones dignas de trabajo y participación de representantes jóvenes en la misma.

    8.   Formación necesaria en prevención de riesgos laborales, que reduzca la elevada tasa de siniestralidad laboral juvenil.

    9.  Distribución de jornadas y horarios laborales que permitan conciliar la vida laboral y familiar.

    10.  Retirada de la Reforma Laboral impuesta por el Gobierno en 2010 y que resulta absolutamente lesiva para los derechos laborales de las personas más jóvenes (abaratamiento y facilidad en el despido, la prolongación de los contratos en prácticas, la no limitación al encadenamiento de contratos temporales, el mayor poder de actuación a las ETT etc.) También resulta imprescindible la retirada de la Reforma Laboral impuesta en 2011, que no hace sino fomentar la temporalidad y la precariedad de la juventud.

    Estas propuestas se recogen en numerosos materiales informativos (carteles, folletos, postales que se enviarán al ministro de Trabajo, etc) y se difundirán en centros de trabajo, centros de enseñanza, asambleas de trabajadores, movilizaciones y a través de las nuevas tecnologías.

    Por su parte, Raúl Villar, secretario de Organización de CCOO de Navarra, ha destacado tres conclusiones que se pueden extraer de los estudios que ha realizado el sindicato sobre la realidad de la juventud Navarra. En primer lugar, la crisis y el paro están castigando más a los jóvenes que a cualquier otro colectivo -de los 42.618 desempleados registrados en el Servicio Público de Empleo, 9.632 son menores de 30 años, es decir un 23% de los parados son jóvenes-. En segundo lugar, quienes trabajan lo hacen en condiciones precarias -el 49,5% de los asalariados jóvenes menores de 30 años tiene un contrato temporal, frente al 26% de la media y los menores de 25 años en Navarra cobran un 34% menos que la media mensual de la población total-. Y en tercer lugar, frente este panorama la acción del Gobierno respecto al mercado laboral solo ha servido para generar más paro y más precariedad entre los jóvenes -en el último año se han perdido en Navarra 5.800 empleos ocupados por personas de entre 16 y 34 años-.

    Ante esta realidad, CCOO de Navarra quiere denunciar la situación de paro y precariedad que está sufriendo este colectivo, movilizar a los jóvenes, difundir las propuestas de CCOO en materia de empleo juvenil y acercar aún más el sindicato a la juventud, porque es una buena herramienta para canalizar sus reivindicaciones. En Navarra hay más de 1.900 afiliados a CCOO menores de 30 años y hay 130 delegados elegidos en las empresas también menores de 30 años.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.