CCOO gana una sentencia que obligará a Caja Rural a negociar los horarios de la plantilla

  • CCOO había denunciado que la plantilla se encontraba en una situación ilegal, porque los horarios no se ajustaban al convenio. De hecho, un 33,68% de la plantilla estaba haciendo un horario irregular, sin compensación alguna y sin pactar con la representación legal de los trabajadores.

CCOO insta a la empresa a abrir una mesa de negociación para dotar a la plantilla de un marco legal de horarios razonables y pactados. De no ser así, el sindicato exigirá el cumplimiento de la sentencia de manera inmediata.

13/03/2018.

La Audiencia Nacional ha dado la razón a la Federación de Servicios de CCOO, que había demandado a la cooperativa Caja Rural de Navarra, en una sentencia que reconoce dos aspectos fundamentales para el sindicato: en primer lugar, la necesidad de negociar formalmente un “acuerdo de horarios”; y en segundo lugar, da la razón al sindicato en su denuncia de una “situación ilegal”, ya que no se ajustaba a los diferentes horarios del XXI Convenio Colectivo ni a ningún otro pacto con la representación legal de los trabajadores.

Esta situación se arrastra desde el 2015, año en el que la sección sindical de CCOO denunció estos hechos. Entonces se celebró una mediación en el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje), que terminó con un acuerdo. Sin embargo, la empresa no sólo no cumplió con dicho acuerdo, sino que en los años posteriores siguió excediendo los límites impuestos por el convenio vigente en aquel momento, demostrando un escaso respeto por los pactos alcanzados y ninguneando a la representación legal de los trabajadores y a la propia plantilla.

En el año 2017, atendiendo a las demandas de diversos empleados y empleadas de Caja Rural de Navarra, y tras numerosos intentos por parte de CCOO de que la empresa negociase, llevamos el asunto a la Comisión Paritaria de interpretación del Convenio Colectivo, pero no pudimos llegar a ningún acuerdo. Los días 16, 20, 25 y 31 de octubre enviamos cuatro correos electrónicos a la dirección solicitando información sobre los horarios de la plantilla, que finalmente se nos remitió el 2 de noviembre. De esa información se desprende que un 33,68% de la plantilla estaba haciendo un horario irregular, sin compensación alguna y sin pactar con la representación legal de los trabajadores.

Para incentivar a la empresa a negociar, CCOO interpuso la correspondiente demanda judicial, lo cual provocó una nueva mediación en el SIMA, pero la empresa tampoco facilitó ningún acuerdo y demostró una voluntad nula para negociar, por lo que el asunto se llevó al juicio que ahora nos da la razón.

Desde la sección sindical de CCOO en Caja Rural de Navarra se ha procurado en todo momento solucionar la incómoda situación a través de la negociación, siempre desde una postura de defensa de los intereses de los trabajadores y trabajadoras de la entidad. Por ello, una vez más, instamos a la empresa a abrir una mesa de negociación con la representación legal de los trabajadores, para encauzar esta situación y dotar a la plantilla de un marco legal de horarios, razonable, pactado, voluntario y compensado. De no ser así, CCOO exigirá el cumplimiento de la sentencia de manera inmediata.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.