CCOO pide que no se reduzca el empleo y la jornada de la plantilla de los comedores escolares por la jornada continua

  • La implantación de la jornada continua en algunos colegios está provocando recorte de horarios, traslados de personal (con pérdida de derechos) y despedidos en un sector ya de por sí precarizado. En Navarra, hay unos 100 comedores escolares y en Auzolagun, principal empresa del sector, trabajan unas 1.000 personas.

CCOO pide al Gobierno de Navarra y a la comunidad educativa que se analicen las consecuencias de la implantación de la jornada continua para las plantillas de comedores escolares.

25/05/2018.

La implantación de la jornada continua en algunos centros escolares de Navarra está teniendo unas consecuencias nefastas para las plantillas de comedores escolares. En este sector, la empresa mayoritaria es Auzolagun S.COOP, que cuenta con una plantilla de unas 1.000 profesionales que ofrecen sus servicios por el centenar de comedores escolares repartidos por Navarra.

Para ellas, la implantación de la jornada continua ha supuesto reducciones de jornada, traslados de centros sin que se garantice el mantenimiento de las condiciones laborales (los derechos por antigüedad son eliminados de un plumazo), y también despidos. Y todo ello en un sector ya de por si precarizado. “La jornada continua implica que se reduzca el tiempo del comedor y que baje el número de comensales. Esto supone para algunas trabajadoras cuyas jornada es de 2 horas y media una reducción de la jornada de 50 minutos. Según donde vivas, puedes emplear más tiempo en el desplazamiento a tu puesto de trabajo que en tu jornada, y esto es inviable, no compensa económicamente de ninguna manera”, denuncia Bea Caparroso desde la Federación de Servicios de CCOO Navarra.

Por ello, CCOO pide a la comunidad educativa y al Gobierno de Navarra que el comedor escolar se integre dentro de la comunidad educativa, que se respeten los tiempos y espacios para asegurar el mantenimiento de las jornadas y puestos de trabajo, que no se eliminen las becas del comedor y que se reflexione sobre las consecuencias que la implantación de la jornada continua tiene para la plantilla de comedores escolares.

Asimismo, ante la magnitud de este problema y el número de personas afectadas (en Auzolagun trabajan 1.000 profesionales), CCOO hace un llamamiento a la unidad de la parte social para realizar acciones de movilización conjunta porque “si hacemos cada uno la batalla por nuestro lado, no conseguiremos nada”. El sindicato insta a abrir cauces de diálogo que permitan llegar a acuerdos en defensa de las condiciones laborales de las trabajadoras de comedores escolares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.