CCOO denuncia un deterioro en el sistema de prevención de riesgos laborales

    "Tras la crisis económica asistimos a un panorama de recortes y pérdida de derechos que, unido a la alta precariedad, temporalidad y desigualdad en el empleo, se convierte en un riesgo para la protección de la salud y seguridad de todas las personas trabajadoras". Así lo ha afirmado Carmen Sesma, secretaria de Salud Laboral de CCOO de Navarra, que señala que estamos ante "un repunte de la siniestralidad laboral".

    28/04/2017.
    Concentración del día 28 de abril con motivo del Día de la Salud y Seguridad en el Trabajo

    Concentración del día 28 de abril con motivo del Día de la Salud y Seguridad en el Trabajo

    Desde la aprobación de la reforma laboral del PP, en 2012, se ha roto la tendencia en la reducción generalizada de la siniestralidad que se venía registrando desde el año 2000. Se han deteriorado las condiciones de trabajo y el sistema de protección social. Se ha debilitado la negociación colectiva. Ha aumentado la precariedad, y la alta rotación de los contratos impide garantizar derechos de informacion y formación sobre los riesgos y medidas preventivas en las empresas.
     
    La precariedad se ha convertido en la principal forma de inserción en el mercado de trabajo, y los colectivos que se han visto obligados a pasar por su filtro (mujeres, migrantes, jóvenes y, en general, los colectivos más vulnerables) acumulan las mayores tasas de temporalidad y mayores índices de siniestralidad.
     
    DATOS
     
    Las estadísticas provisionales de accidentes de trabajo, publicadas en la web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, indican que durante 2016 Navarra fue la Comunidad Autónoma donde más creció el Índice de Incidencia de Accidentes de Trabajo respecto al año anterior. La estadística cifra en 7.567 los accidentes en jornada registrados entre enero y diciembre de 2016, lo que supone un índice de incidencia de 3.402,9 accidentes por cada cien mil trabajadores. En 2015 el índice se sitúo en 3.153,4 por lo que la tasa ha crecido un 7,91% en Navarra en el último año, siendo la comunidad con mayor crecimiento. En el conjunto del estado el porcentaje de crecimiento ha sido del 3,5%, respecto al año anterior.
     
    - Entre enero y diciembre Navarra registró 7.567 accidentes laborales en jornada. 
    - Del total de accidentes, 7.506 fueron leves, 55 graves y 6 mortales. 
    - Los accidentes in itinere ascendieron a 829, concretamente 816 fueron leves, 10 graves y 3 mortales. 
    - En 2015 se registraron 6.839 accidentes, 6.778 leves, 53 graves y 8 mortales, mientras que los accidentes in itinere fueron 734, de los cuales 726 fueron leves, 7 graves y 1 mortal. 
    - Sumando ambos indicadores Navarra ha registrado en 2016 un total de 9 fallecidos (igual que en 2015), 65 graves (5 más) y 8.383 leves (879 más que el año anterior). 
     
    Los accidentes de trabajo muestran una clara segmentación sectorial, aunque tienen una importante incidencia en todos los sectores. En términos absolutos el de los servicios y el industrial son los más afectados, pero en términos relativos sigue siendo la construcción el sector con mayor índice de incidencia.
     
    Analicemos los principales indicadores tanto en términos absolutos como en relación a los índices de incidencia:
     
    - De los 7.567 accidentes de trabajo en jornada con baja registrados en Navarra entre enero y diciembre de 2016, 3.295 se produjeron en el sector servicios, 3.178 en el sector de la industria, 683 en el de la construcción y 411 en el sector agrario. 
    - Los datos señalan, por tanto, que el 44% de los accidentes tuvieron lugar en el sector servicios, el 42% en el sector industrial, el 9% en construcción y el 5% en el sector agrario. 

    Los índices de incidencia sectoriales, es decir, los que miden los accidentes en relación al número de trabajadores de cada sector, reflejan las diferencias en la exposición a la siniestralidad en función de la actividad económica:
     
    - El sector de la construcción es el que tiene un índice más elevado (7.436,1) seguido de industria (5.283,7) y muy por encima del sector servicios (2.288,5). La media de 2016 se sitúo en 3.402,9 accidentes por cada 100.000 trabajadores.

    Por sección de actividad económica, la Industria manufacturera registró 3.028 accidentes de trabajo con baja, Comercio al por mayor y menor y reparación de vehículos de motor 883, el sector de la construcción 683, Actividades sanitarias y de servicios sociales 522, Administración pública y defensa 438, Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca 411, Transporte y almacenamiento 388 y Hostelería 370, como sectores más afectados.
     
    Para CCOO estos datos son inadmisibles y certifican lo que el sindicato viene denunciando en los últimos meses: algo estamos haciendo mal cuando somos la comunidad donde más crecen los accidentes de trabajo. En opinión de CCOO la creciente precariedad laboral fruto de las últimas reformas laborales y el abandono de las políticas preventivas tanto por las empresas como por parte de la administración pública son los factores que están detrás del crecimiento de la siniestralidad. De hecho, CCOO viene denunciando que las inversiones en prevención de riesgos de las propias Administraciones se han reducido , e incluso eliminado de sus presupuestos. Tal es el caso del Gobierno de Navarra, que en el ejercicio anterior eliminó todas las partidas destinadas a la prevención.Decir , en este aspecto, que tras nuestra demanda y reivindicación, el Parlamento de Navarra aprobó en los presupuestos de este año una partida para, a través de la concurrencia competitiva, realizar programas de prevención y sensibilización a trabajadores y empresas. Denunciar, que el gobierno de Navarra todavía no ha sacado esta convocatoria pública y estamos ya en el mes de mayo. Esta demora impacta de lleno en la línea de flotación de la acción sindical en la empresa, debilitando los derechos de información, participación y consulta de los delegados y delegadas de prevención.
     
    Ante la gravedad de los datos de accidentes de trabajo y su negativa evolución en Navarra, CCOO exige:
     
    - Derogar las reformas laborales que han extendido la precariedad, instalado el miedo a perder el empleo, individualizado las relaciones laborales, dificultado el ejercicio de derechos y profundizado en las desigualdades.,
    - Cumplimiento real y efectivo de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales a las empresas y que no relajen las inversiones y los medios en prevención. 
    - Reactivar el diálogo social en esta materia.
    - Revertir la reforma de las Mutuas, que supuso un recorte en los derechos de trabajadoras y trabajadores y sólo ha servido para invadir competencias de los servicios públicos, privatizando la gestión de actividades que deberían ser exclusivas de la Seguridad Social.
    - Dotar con suficientes medios económicos y humanos al Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo o los institutos autonómicos.
    - Reforzar los mecanismos de control del cumplimiento de la legislación en materia de igualdad en las empresas y de lucha contra el fraude laboral y la economía sumergida.
    - Desarrollar la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020, haciendo hincapié en todas las cuestiones relacionadas con las enfermedades de origen laboral.
    - Recuperar en las empresas las inversiones en prevención y la efectividad de la negociación colectiva en las relaciones laborales.
    - Investigar mejor los accidentes para aprender de ellos y articular mejor la prevención.
    - Mejorar el registro de enfermedades profesionales: la necesidad de conocer qué condiciones laborales están comprometiendo la salud entre la población trabajadora para intervenir antes de que se produzca el daño.
    - Reforzar la formación de delegados y delegadas de prevención y de los trabajadores y trabajadoras. Destinar más recursos y herramientas a su formación. 
    - Jubilación anticipada para profesiones que producen especial desgaste. Se considera una injusticia  social la dilación con la que se está abordando este tema.
    - Establecer por ley la figura de delegados y delegadas de prevención territoriales/sectoriales
    - Independencia de los servicios de prevención y de los prevencionistas.
    - Una Inspección de trabajo más fuerte y más rápida. Incrementar los efectivos de la Inspección de trabajo y su especialización, con la finalidad de lograr un tiempo razonable de respuesta a las denuncias presentadas.
    sanciones a las Administraciones públicas: establecer un sistema efectivo de represión y sanción a los incumplimientos en materia de prevención de riesgos laborales de las administraciones públicas cuando estas actúan como empleadoras, de modo que sean un ejemplo a seguir más que el furgón de cola en materia de salud laboral. 
     
    La Ley de Prevención de Riesgos Laborales sigue siendo un instrumento útil, pero se necesita un impulso para revertir el deterioro de la salud laboral que sufrimos en los últimos años. Es imprescindible recuperar la iniciativa pública y recuperar el diálogo social para frenar esta lacra.

    En materia de salud laboral, el éxito depende de la participación real y efectiva de todos los actores implicados en la prevención, y en especial de los interlocutores sociales, ya que existe una relación directa entre el grado de implicación de los empresarios y trabajadores y de los niveles de seguridad y salud en las empresas.
     
    CCOO, en este 28 de abril, Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, nos reafirmamos en la idea de que para mejorar la prevención y reducir la siniestralidad laboral es necesario acabar con las desigualdades, derogar las reformas laborales y cambiar la política económica y social de nuestro país.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.