CCOO denuncia despidos en Industrias del Caucho

  • El sindicato, ha criticado duramente a la dirección por despedir a tres personas en plena alerta sanitaria.
  • La Federación de Industria alerta de los continuos incumplimientos de medidas preventivas en esta empresa.

16/04/2020.

CCOO ha denunciado que el pasado 8 de abril tres trabajadores fueron despedidos de la empresa Industrias del Caucho, incumpliendo así la normativa específica en la alerta sanitaria.

La Federación de Industria del sindicato además ha informado de que esta empresa, formada por 60 personas en plantilla, acumula muchas denuncias e irregularidades cuando paradójicamente el abogado de la empresa forma parte de la CEN.

CCOO ha criticado que, desgraciadamente desde que cambió la gerencia la conflictividad laboral ha sido continua. Esta es una empresa que ha sido denunciada en numerosas ocasiones ante Inspección de Trabajo y en el Instituto Navarro de Salud Laboral por incumplimientos de la Ley de Prevención de Riesgos en cuanto al control y prevención de la emanación de sustancias tóxicas derivadas de los productos que elaboran (caucho ). De hecho ha sido requerida por dichos organismos en reiteradas ocasiones sin que la empresa haya hecho caso a estos requerimientos.

La Federación de Industria de CCOO ha subrayado que en una continúa carrera hacía la mayor productividad al mínimo coste, los incumplimientos en materia de prevención se suceden. Los requerimientos de los Delegados de Prevención son continuos y la única respuesta que se encuentran es la amenaza y la presión.

En este sentido, el sindicato ha informado de que Industrias del Caucho está demandada en el Juzgado de lo Social nº 2 de Pamplona por una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, ilegal a juicio del comité de empresa, por querer trasladar al régimen de vacaciones de los trabajadores las consecuencias de la falta de organización y de capacidad del actual equipo directivo que pretende ampliar ratios de producción sin aumentar las contrataciones, exigiendo total flexibilidad y sin contar con el elevado porcentaje de bajas derivadas, entre otras cosas, del ritmo de trabajo exigido.

Desde que se decretó el Estado de Alarma, la empresa ha trabajado al 100%, no aplicando protocolos estrictos anti – coronavirus, lo cual ha motivado denuncias en Inspección, amenazas de cierre por riesgo grave para la seguridad de los trabajadores, visitas de la Policía Municipal y una acción constante del Delegado de Prevención de CCOO. El culmen a esta carrera de incumplimientos e irregularidades ha sido el despido de tres personas, en plena alerta sanitaria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.