CCOO presenta un decálogo para la vuelta segura al trabajo

  • CCOO pide que se contrate más personal para la inspección y el control de las medidas de prevención que se han aprobado.
  • El sindicato propone revisar la efectividad de las medidas tomadas en las empresas y constatar si son o no suficientes y priorizar medidas organizativas y de protección colectiva.

08/09/2020.
decálogo

decálogo

Ante la vuelta al trabajo, CCOO ha presentado hoy un decálogo para una vuelta segura al trabajo.

En opinión del secretario general, Chechu Rodríguez, “en este momento de aumento de los contagios y de vuelta a la normalidad laboral, es primordial asegurar la salud de la gente trabajadora. Para ello empresas e instituciones tienen que desarrollar una cultura preventiva ambiciosa y contar con los delegados y delegadas de los centros de trabajo.”

En este sentido el secretario general de CCOO ha pedido que se tenga en cuenta que “muchas de las medidas que se pueden tomar en la empresa afectarán a la organización del trabajo; y en este caso deberán ser negociadas con las delegadas y delegados, es obligatorio que los representantes de los trabajadores y trabajadoras intervengan en la preparación de los planes de repuesta al Covid.”

En concreto Rodríguez considera crucial que “las medidas que se pongan en práctica en los centros de trabajo sean eficaces para proteger la salud, protejan a todos y cada uno de los colectivos laborales y no se vulneren derechos de los trabajadores, ni salariales ni de otro tipo.”

En esa misma línea el secretario general de la Federación de industria de CCOO, Josema Romeo, ha indicado que “el inicio de septiembre hace que la mayoría de las empresas del sector industrial funcionen ya a pleno rendimiento. En Navarra 71.500 personas trabajan en este sector. Por eso es un sector clave para evitar la propagación de la pandemia. Por el tamaño de las empresas, por la gran concentración de gente en espacios cerrados y por la importancia estratégica de las 3.408 empresas del sector en nuestra economía.”

Tal y como ha subrayado Romeo “la recuperación de la presencialidad tiene que venir acompañada de medidas que garanticen la seguridad; de lo contrario, los centros de trabajo podrían convertirse en vectores de extensión de la pandemia.”

Josema Romeo ha indicado que “en esta situación de emergencia, es imprescindible que se cumplan las normas y para ello las Administraciones tienen que velar y garantizar su cumplimiento, lo que requiere un incremento del número de efectivos tanto por parte del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, como de la Inspección de Trabajo, para verificar in situ estas condiciones de trabajo en las empresas y que den una respuesta rápida a los incumplimientos detectados y denunciados por la parte social.”

Por último Jesús Ceras, responsable del sector agroalimentario de la Federación de Industria de CCOO ha pedido que “instituciones y empresas tomen nota de lo sucedido en Uvesa, ya que una política preventiva que recorte en medidas, no escuche a los sindicatos y busque la rentabilidad siempre será un riesgo para la salud”.

Entre las principales medidas que el sindicato propone se encuentran las siguientes:

Revisar la efectividad o no de las medidas tomadas en la empresa para evitar el riesgo de contagio de COVID-19 y constatar si son o no suficientes. Priorizar medidas de protección colectiva y organizativas, (por ejemplo rediseñar puestos que permita garantizar la distancia de seguridad, adaptar y distribuir la jornada de trabajo, exigir coordinación de la actividad preventiva cuando haya personas trabajadoras de diferentes empresas, etc).

Reuniones periódicas del Comité de seguridad y salud o delegados/as en su defecto para tratar y negociar todos los aspectos relacionados con las condiciones de trabajo.

Formación e información a delegados y delegadas.

Solicitar y/o verificar que el servicio de prevención ha evaluado de manera específica los riesgos de exposición en los diferentes puestos y tareas y ha propuesto las medidas de protección más idóneas en cada caso, que garanticen la seguridad y la salud de los trabajadores y trabajadoras.

Definir procedimientos específicos para: gestión de las personas especialmente sensibles o vulnerables; y actuación ante la existencia de un caso confirmado o con síntomas compatibles.

Documentación asociada
Documentación asociada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.