Comisiones Obreras de Navarra | 22 abril 2024.

1º Mayo 2024

Salud laboral

Navarra es el peor territorio en número de accidentes laborales del Estado por personas trabajadoras

  • La comunidad Foral pasa del cuarto puesto al primero en índice de incidencia de accidentes con baja, con 319,8 accidentes por diez mil personas trabajadoras en los primeros seis meses del año.
  • Navarra empeora sus datos en 7,1 puntos sobre el mismo periodo del año pasado y supera la media estatal en 96.
  • Por sectores, Navarra supera las medias estatales de incidencia en los cuatro grandes grupos productivos: construcción, servicios, industria y agro, siendo especialmente alta en construcción e industria.

18/09/2023.
Navarra es el peor territorio en número de accidentes laborales del Estado por personas trabajadoras

Navarra es el peor territorio en número de accidentes laborales del Estado por personas trabajadoras

El primer semestre de 2023 demuestra que los accidentes de trabajo siguen siendo un problema de primer orden en Navarra. Según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, en este periodo se registraron en la Comunidad Foral 6.265 accidentes en jornada de trabajo e initinere, lo que la sitúa como el territorio con mayor índice de incidencia por diez mil personas trabajadoras del Estado.

Concretamente se han contabilizado en Navarra 319,8 accidentes de trabajo con baja laboral por diez mil personas trabajadoras, superando la media en España en 96 puntos. El Estado sitúa el ratio de índice de incidencia en 223,8 accidentes de trabajo con baja por diez mil personas trabajadoras.

Los datos demuestran un aumento continuo y extremadamente peligroso de los accidentes de trabajo en Navarra para las personas trabajadoras. Desde la recuperación tras la crisis sanitaria, son ya tres años consecutivos de aumentos en el número de accidentes.

A juicio del sindicato, la situación en la que se encuentra la comunidad Foral es muy grave. Para CCOO es necesario actuar de lleno contra este problema, el peor índice socioeconómico en Navarra desde hace años.

Seis personas murieron en el trabajo durante los seis primeros meses del año: 5 de ellas en jornada laboral y otra persona en el trayecto entre el domicilio y el trabajo. Navarra supera la media estatal en accidentes mortales. El ratio del Estado se sitúa en 0,234 accidentes mortales por diez mil trabajadores y trabajadoras, mientras que en Navarra se contabilizan 0,282.

Por sectores, Navarra supera las medias estatales de manera holgada. Preocupa especialmente el sector de la industria, donde los trabajadores y las trabajadoras de la comunidad Foral sufren 505,8 accidentes de trabajo con baja por diez mil personas trabajadoras, frente a los 378,9 que se sufren en el conjunto del Estado. En servicios, construcción y agro las cifras también dejan en una muy mala posición a Navarra.

Con respecto a los mismos seis meses del año pasado en Navarra, aumentan en números reales los accidentes con baja por personas trabajadoras en el sector servicios (+6,89%), el sector agrario (+4,38%) y la industria (+2,73%). Por el contrario, desciende el ratio en la construcción un 18,20%.

En comparación con el resto de comunidades y ciudades autónomas, Navarra es uno de los 10 territorios que empeoran sus datos en el Estado en comparación con las cifras de los seis primeros meses del año 2022. A modo de ejemplo, Cantabria, primera en la ratio de índice de incidencia en los seis primeros meses del año anterior, ha reducido sus registros más de un 34%. Navarra, quinta en los seis primeros meses de 2022, no rectifica y aumenta su incidencia un 4,14%.

Luchar contra la siniestralidad

Para CCOO, el derecho a la salud en el trabajo es tratado como un reto de primer orden. Los accidentes de trabajo son evitables. El sindicato recuerda que prevenir la siniestralidad es una obligación y un deber de las empresas.

Por esta razón, desde el sindicato continuaremos reclamando a empresas y administraciones que no se baje la guardia. La central reclama que se redoblen esfuerzos para mejorar la salud en el trabajo y prevenir los accidentes.

La situación en los centros de trabajo frente a estos datos de siniestralidad debe ser tratada como una emergencia social. La salud física, y también mental, de las personas trabajadoras son un elemento innegociable para la dignidad en el desempeño de las personas trabajadoras.

Es necesario que se impulsen políticas públicas activas en materia de prevención y se refuercen los recursos humanos y materiales de la Inspección de Trabajo a las ratios recomendadas por la OIT para evitar futuros accidentes. De urgencia, debe revertirse la tendencia. Además, es necesario revertir los cambios normativos que se dieron durante la crisis de 2008 y que redujeron las exigencias en materia preventiva de las pymes.

En Navarra es necesario que el nuevo Gobierno que acaba de constituirse priorice este problema y emprenda medidas concretas para atajar el problema de la siniestralidad. El sindicato reclama un plan específico contra la siniestralidad en la construcción, un sector que, desgraciadamente, ha normalizado unas cifras de accidentes inasumibles. Dicho plan debe ser concretado de la mano de los agentes económicos y sociales de la Comunidad Foral.

La central recuerda la importancia que los delegados y las delegadas de prevención tienen en cada centro de trabajo. La figura del delegado de prevención es una garantía para el conjunto de la plantilla, por lo que su formación y sus opiniones acerca de la salud laboral en el trabajo deben tenerse siempre en consideración.

Con las cifras de siniestralidad en aumento, CCOO hace un llamamiento al conjunto de trabajadoras y trabajadores para mantenerse alerta. En muchas ocasiones, los accidentes leves y casi periódicos pueden derivar en siniestros graves y, en ocasiones mortales. Para evitarlos, es necesaria la colaboración del todos los agentes implicados en el trabajo.