El papel activo de los mayores en la sociedad

    Un artículo de opinión de Manuel Vázquez, secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO Navarra.

    02/10/2018.
    Artículo de opinión de Manuel Vázquez

    Artículo de opinión de Manuel Vázquez

    Este 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las Personas Mayores, y desde CCOO queremos reivindicar la participación activa de nuestros mayores en el desarrollo de la sociedad y la injusta forma en la que la Administración les “recompensa”, al aplicar recortes que empobrecen a este colectivo.

    Cada vez vamos a una sociedad más envejecida; sin ir más lejos, Navarra, según los últimos datos, es una de las regiones del mundo con la esperanza de vida más alta. Casi un 20% de la población navarra la componen personas mayores de 65 años: un total de 124.491 personas, de las cuales 69.775 son mujeres.

    Hay que reconocer el papel activo en la esfera económica que realizan las personas mayores, no sólo de ayuda económica a sus familias o como consumidores activos, sino como provisores de cuidados de familiares y nietos. Los estudios indican que más de un tercio de las personas mayores cuidan de sus nietos -la mitad lo hacen todos los días-, lo que además facilita que otros miembros de sus familias puedan desarrollar actividades laborales.

    El colectivo de personas mayores es muy vulnerable a políticas de recortes, y más cuando estamos pasando, cada vez más, a convertirnos en sustentadoras principales (en ocasiones únicas) de las siguientes generaciones, pues las pensiones suponen la principal fuente de ingresos de más del 25% de los hogares.

    Por eso, las políticas de austeridad aplicadas por el anterior gobierno del PP con fuertes recortes en sanidad, dependencia, pensiones, copago farmacéutico, etc, han supuesto para el colectivo de mayores y el conjunto de la sociedad un empobrecimiento en sus condiciones de vida. Revertir esta situación es una tarea que exigiremos al nuevo gobierno del PSOE para que cambie estas políticas y para que nuestras reivindicaciones en defensa del sistema público de pensiones y por unas pensiones dignas se consoliden como un derecho fundamental.

    Las movilizaciones realizadas estos últimos meses han dado resultado. Lo que apenas hace un año era una posición inamovible del expresidente del Gobierno respecto a la aplicación del 0,25%, se convirtió después en el Proyecto de Presupuestos Generales en una subida del 3% de las pensiones mínimas, y más tarde en la revalorización del 1,6% de todas las pensiones para 2018 y 2019. Además, se consiguió retrasar la entrada en vigor del Factor de Sostenibilidad hasta 2023 y la mejora de las pensiones de viudedad, al pasar del 52% del cálculo de la base reguladora al 60% en el año 2019.

    Sin embargo, la Federación de Pensionistas de CCOO exige más. Las movilizaciones han servido para garantizar una subida de las pensiones en 2018 y 2019, pero ni está garantizado el mantenimiento del poder adquisitivo esos años, ni la sostenibilidad futura del sistema. Estas concesiones no resuelven el problema de fondo, porque la reforma de 2013 continúa en vigor, sólo se ha suspendido su aplicación unos años. La hucha de las pensiones ha sufrido una fuerte caída de fondos. Actualmente cuenta con 8.095 millones, una cifra equivalente a una sola paga extra y los créditos del Estado serán otra vez la única solución para no vaciarla definitivamente.

    Con estos datos, está claro que es necesario prestar mayor atención a las necesidades y problemas concretos de las personas mayores, en especial a las personas con mayor vulnerabilidad, y todo con un enfoque transversal de género. Para ello, son necesarias unas políticas públicas capaces de responder a las necesidades que planteamos, dotarlas de presupuesto y concretarlas en acciones reales y cercanas para las personas mayores. Por ejemplo, garantizando la aplicación de la ley de dependencia, asegurando una atención y cuidados integrales y de calidad, con un incremento en la intensidad de los servicios y en la cuantía de las prestaciones.

    Esperamos que la entrada del nuevo gobierno del PSOE suponga un cambio que encienda luces de esperanza para los pensionistas y para aquellas personas que peor lo están pasando en esta larga crisis. No obstante, debemos seguir en clave de movilización para que nuestras reivindicaciones en defensa del sistema público de pensiones y por unas pensiones dignas se consoliden como un derecho fundamental y se revaloricen de forma anual para garantizar el poder adquisitivo. Porque millones de pensionistas siguen estando por debajo del umbral de la pobreza, y es nuestra obligación asegurarles un nivel de vida digno y de calidad.

    Reclamamos una participación activa de los mayores en todos los ámbitos –social, político, privado-, bajo una perspectiva intergeneracional. El colectivo de pensionistas y jubilados de CCOO continuaremos luchando y exigiendo lo que consideramos que es justo, tanto hoy -Día Internacional de las Personas Mayores- como los otros 364 días del año.

    Manuel Vázquez Marful

    Secretario general de Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO Navarra

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.