CCOO denuncia el aumento del paro y el avance de la precariedad y de la temporalidad

    En este último trimestre, el paro ha subido en 2.600 personas y la temporalidad se sitúa por encima del 26%.

    28/01/2020.
    EPA

    EPA

    En el último trimestre del año pasado el paro subió en la Comunidad foral en 2.600 personas, por lo que el número de personas desempleadas se sitúa en 28.500. Un dato muy alejado de las 15.900 personas desempleadas contabilizadas en 2007, en los años previos a la crisis.

    Con respecto al último trimestre de 2018, el paro bajó en 3.100 personas en 2019 en Navarra, lo que supone un 9,93 por ciento menos que en 2018 y situó a Navarra con la tasa de paro más baja del Estado. Para el sindicato la recuperación no sólo no llega a todos los hogares navarros, sino que además, los problemas estructurales como el paro de larga duración, la temporalidad y el trabajo a tiempo parcial lejos de disminuir, aumentan o persisten.

    El paro juvenil se mantiene en niveles muy altos: mientras que la tasa de desempleo en la población general se sitúa en 9,01%, en la población joven menor de 25 años supera el 20%. Persiste el paro de larga duración y se convierte en un problema estructural, el 30% de estas 38.500 personas llevan un año o más desempleadas, y este problema aunque se ha reducido en los últimos años, se mantiene a pesar de los años de crecimiento económico. Alarma especialmente el dato de paro de muy larga duración que afecta a las 4.000 mujeres que llevan más de dos años en desempleo.

    La población trabajadora cada vez soporta peores condiciones laborales: sube la temporalidad y la parcialidad. Con respecto al mismo período del 2018, la tasa de temporalidad sube 2,1 puntos y se sitúa en el 26,3%. La tasa de parcialidad, en la mayoría de casos involuntaria, se mantiene en niveles muy altos y afecta al 16% de la población ocupada. Las mujeres trabajadoras siguen soportando condiciones laborales más precarias: La tasa de temporalidad femenina sube hasta el 28,5% y del total de la población ocupada a jornada parcial contabilizada en este 4º trimestre (45.200) cerca del 75% son mujeres

    Propuestas para mejorar estos datos

    CCOO aboga para que el crecimiento se destine a eliminar las desigualdades, llegue especialmente a las personas que más han pedido durante la crisis y reitera sus propuestas para luchar contra el desempleo y la precariedad laboral: en este sentido, nos parece muy importante la subida del SMI a 950 euros/mes en 14 pagas acordada recientemente por agentes sociales, económicos más representativos y gobierno, que entrará en vigor con carácter retroactivo desde el 1 de enero. Esta medida va a implicar la mejora económica de las personas con salarios más bajos, (unas 12.000 en Navarra) las que más han sufrido la crisis y que pone en valor el papel del diálogo social como instrumento fundamental para llegar a acuerdos.

    Asimismo reclamamos al Gobierno de España la aprobación de unos nuevos presupuestos para el 2020 para poner en marcha cuanto antes medidas que como la subida del SMI reduzcan las desigualdades. Pedimos revisar una mejora sustancial del IPREM, que permita mayor protección de las personas que más lo necesitan. Urge también urge derogar la reforma laboral que tanta precariedad ha provocado, y pedimos la construcción de unas nuevas relaciones laborales, que dignifiquen el contrato de trabajo, que potencie la negociación colectiva y la mejora sostenida de los salarios, así como un acuerdo sobre las pensiones y su futuro en el marco del Pacto de Toledo.

    Reclamamos al Gobierno de Navarra en este ámbito la aprobación de unos nuevos presupuestos para el 2020, que permitan cuanto antes el impulso de nuevas políticas económicas y sociales, que impulsen el crecimiento y el empleo, y permitan el cumplimiento de todas las medidas que se acuerden en el nuevo plan de empleo que ya ha echado a andar. Y por último, exigimos a la patronal cumplir con los compromisos firmados en 2018 tras la Revisión del Acuerdo Intersectorial del 2013 que incluye el salario mínimo en convenio de 14.000 euros, subidas anuales que giren torno al tres por ciento, así como compromisos claros en torno a la igualdad y la formación en la negociación colectiva, y cumplir en su ámbito, sin engaños, el nuevo SMI de 950 euros, así como con el registro horario, y negociar los planes de igualdad en las empresas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.