Comisiones Obreras de Navarra | 3 marzo 2024.

CCOO destaca que en Navarra no se corrige la alta siniestralidad laboral

  • Navarra es la tercera comunidad con el índice de incidencia más alto, solo superada por Baleares y Castilla y La Mancha.
  • El sindicato subraya que en 2021 se registraron 10.982 accidentes, un 16% más que el año anterior.
  • CCOO propone, entre otras cuestiones, un centro ergonómico para prevenir las lesiones músculo esqueléticas, el principal factor de origen de las enfermedades profesionales.

26/04/2022.
Alfredo Sanz (izq), Carmen Sesma y Chechu Rodríguez, antes de la rueda de prensa

Alfredo Sanz (izq), Carmen Sesma y Chechu Rodríguez, antes de la rueda de prensa

En un informe titulado “Análisis gráfico de la situación de la siniestralidad laboral y las enfermedades profesionales en Navarra, 2021”, CCOO concluye que en Navarra no se corrige la alta siniestralidad laboral.

En opinión de CCOO, los datos negativos que tiene Navarra en siniestralidad laboral es un continuo desde hace ya muchos años. No es una anécdota, es una tendencia. Ello requiere de una reflexión profunda por parte de empresas e instituciones. Porque detrás de esos malos resultados están los trabajadores y trabajadoras que sufren esos accidentes.

Según los datos aportados por el sindicato, en 2021 Navarra registró un total de 10.982 accidentes de trabajo con baja, de ellos 9.925 son en jornada y 1.057 in itinere. La comunidad foral registró, por lo tanto, una subida del 16% respecto al 2020 (1.572 accidentes más). De ellos 10.892 fueron leves, 77 graves y 13 mortales.

El índice de incidencia, que mide los accidentes por cada 10.000 trabajadores (la referencia a efectos estadísticos) sigue siendo muy alta en el caso de Navarra. En el año 2021 se produjeron 349 accidentes por cada 10.000 trabajadores, mientras que la media estatal se situó en 267 accidentes de trabajo por cada 10.000 trabajadores.

Por sectores, de los 9.925 accidentes de trabajo en jornada con baja registrados en Navarra, 4.585 (46%) se produjeron en el sector de la industria, 3.745 (un 37%) en servicios, 1.118 (11%) en la construcción y 477 (4,8%) en la agricultura.

CCOO ha querido analizar también los datos sobre las enfermedades profesionales. En este aspecto, como en los accidentes de trabajo, los índices de incidencia son muy superiores a la media estatal, y en varios de ellos Navarra se encuentra en la peor posición posible.

Navarra es la comunidad que tiene el mayor índice de incidencia respecto a las enfermedades profesionales. En concreto en Navarra se dan 385 enfermedades derivadas de la actividad laboral por cada 100.000 trabajadores, la media estatal es de 88 enfermedades.

Incluso teniendo en cuenta el índice y nuestra estructura productiva (índice normalizado), el impacto de las enfermedades profesionales sigue siendo el mayor de todo el país.

Navarra es la comunidad que tiene el mayor índice de incidencia respecto a las enfermedades profesionales físicas, con un índice de incidencia de 370, muy por encima de la segunda Comunidad Autónoma que en este caso es Murcia. En el sentido contrario se ubica Castilla y León con un índice de incidencia de 4,58. Ello indica, entre otras cuestiones, que el sistema y el esfuerzo de registro de las enfermedades profesionales en nuestro caso es mayor.

CCOO ha subrayado que si utilizamos 2012 como punto de partida, ya que ese año se alcanzó el nivel más bajo de siniestralidad de la última década, y lo comparamos con los índices del año 2021, observamos que en Navarra se produce un incremento notable del impacto de la siniestralidad en nuestro mercado laboral.

CCOO ha criticado que, hasta el 2015, Navarra se mantiene en una posición mejor que en el Estado, con un índice de incidencia por debajo de la media estatal. A partir de 2015 Navarra se sitúa por encima de la media estatal en accidentes de trabajo, debido fundamentalmente a los recortes que se producen en la atención y prevención de la siniestralidad laboral.

A juicio del sindicato, los últimos años han sido negros para Navarra en esta materia. Porque se consolida una tendencia que no se había dado desde 2002; Navarra está por encima del Estado en el índice de accidentes laborales, cuando en la década de los 90 y los inicios de siglo se había revertido esta situación.

Ante la gravedad de los datos de accidentes de trabajo y su negativa evolución en Navarra, CCOO exige al Gobierno Foral que impulse políticas en esta materia destinadas a salvaguardar la vida y la salud de los trabajadores y trabajadoras y propone:

1. Delegados/as territoriales: agilización de la puesta en marcha de los delegados/as territoriales.

2. La Ley de Prevención de Riesgos Laborales sigue siendo un instrumento útil, pero se necesita un impulso para revertir el deterioro de la salud laboral que sufrimos en los últimos años. Es imprescindible recuperar la iniciativa pública para frenar esta lacra social y cambiar la orientación en la política preventiva.

3. De las enfermedades profesionales registradas, la mayor parte de ellas obedecen a trastornos músculo esqueléticos. Por ello, la ergonomía debe jugar un papel fundamental (más del 90% de las enfermedades profesionales tienen origen músculo esquelético). Sería deseable que el Gobierno de Navarra se comprometiera a estudiar la posibilidad de crear un centro ergonómico que estudiara esta problemática.

4. Desarrollo y puesta en marcha cuanto antes de los programas del plan de salud laboral (ISPLN) 2021-2024.