Comisiones Obreras de Navarra | 22 abril 2024.

1º Mayo 2024

CCOO advierte que el calor es un riesgo que debe recogerse en los planes de prevención de las empresas

  • El sindicato reclama medidas para primar la salud de las plantillas que trabajan al aire libre.
  • Regular el trabajo en las horas centrales del día, principal recomendación del sindicato, es un derecho que se regula en el Estatuto de los Trabajadores.

17/06/2022.
Cartel de la campaña de CCOO 'Horas al sol, las justas'.

Cartel de la campaña de CCOO 'Horas al sol, las justas'.

Las temperaturas de calor extremo que se registran durante esta semana en la Comunidad Foral de Navarra y en todo el Estado complican el desempeño de trabajos que se realizan al aire libre. Por ello, desde CCOO pedimos responsabilidad a las empresas para que se tomen medidas preventivas que minimicen los efectos de este problema ambiental.

Los expertos advierten que el calor sofocante en situaciones de trabajo supone un riesgo grave que puede derivar en enfermedades o incluso en la muerte. Dentro de las dolencias derivadas del calor podemos encontrarnos erupciones en la piel, edemas, síncopes y desmayos, calambres y golpes de calor. A largo plazo, las consecuencias de soportar el calor extremo aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, respiratorias y de otros tipos.

CCOO recuerda que los trabajadores y las trabajadoras tienen el derecho de pactar una distribución irregular de la jornada laboral (regulado en el art. 34.2 del Estatuto de los Trabajadores) para planificar las tareas más duras en las horas de menos calor y garantizar así la seguridad de las plantillas. La Ley de Prevención de Riesgos Laborales es tajante: se debe cuidar y garantizar la salud de todos los trabajadores y trabajadoras.

Salud Pública recomienda a las plantillas cuidar la alimentación, reorganizar las jornadas de trabajo, beber frecuentemente bebidas frías no alcohólicas ni azucaradas, proteger la piel con cremas y prendas transpirables y los ojos con gafas de sol.

Son muchos los gremios que trabajan al aire libre y que requieren de modificaciones en jornadas de calor sofocante. Se trata generalmente de sectores precarizados, con trabajos físicos de exigencia que en las condiciones meteorológicas actuales se convierten en labores extremas.

Sin embargo, no sólo la temperatura ambiente es un peligro para la temperatura corporal de los trabajadores. Factores ambientales de los procesos de producción o el uso de equipos de protección (EPI) también dificultan el control de la temperatura corporal.

Desde CCOO reclamamos que las olas de calor debieran ser consideradas como un riesgo laboral emergente. Cada vez más trabajos exigen el uso de EPIS, a lo que se suma una intensificación del ritmo de trabajo. Por ello, es fundamental establecer las medidas necesarias para prevenir este problema.