Comisiones Obreras de Navarra | 4 marzo 2024.

CCOO critica que el Gobierno de Navarra esté adjudicando la gestión de centros de discapacidad a fondos buitre en detrimento de entidades sociales

  • El sindicato denuncia que los fondos buitre ya gestionan residencias, centros de atención a la discapacidad, pisos tutelados e incluso el Centro de Atención a Personas sin Hogar de Pamplona.
  • CCOO propone poner coto a este tipo de fondos de inversión que tratan de obtener el máximo beneficio posible en un ámbito tan sensible como el de la dependencia y los servicios sociales.

24/01/2023.
Silla de ruedas.

Silla de ruedas.

CCOO critica que el Gobierno de Navarra esté adjudicando la gestión de centros de discapacidad a fondos buitre en detrimento de entidades sociales, lo que provoca un deterioro de las condiciones de trabajo y del servicio.

En este sentido el sindicato ha denunciado que el Grupo 5, propiedad del fondo de inversión Korian, va a gestionar el Centro Atalaya de Tudela, Valle del Roncal, Infanta Elena y los pisos de Mendebaldea, Arrosadia y Barañain.

CCOO ha explicado que ya en su día el sindicato hizo un informe alertando del peligro que tiene la participación de fondos de inversión en ámbitos tan sensibles como el de la dependencia y los servicios sociales.

En opinión del sindicato no es posible que una institución pública valore sobre todo la oferta económica a la hora de concertar un servicio. Recientemente, por ejemplo, el Gobierno de Navarra adjudicó un piso tutelado al fondo de inversión G5 en detrimento de una asociación sin ánimo de lucro.

Los fondos de inversión cada día gestionan más residencias y centros, lo que implica que entidades que tratan de lograr el mayor beneficio posible y operan de forma opaca fiscalmente tienen la responsabilidad de gestionar buena parte de los servicios sociales de nuestra comunidad. Este tipo de fondos seguirán expandiéndose si nada lo evita. Precisamente un sector estratégico como el de los cuidados debería estar protegido ante este tipo de lógicas empresariales.

Por ello, CCOO ha exigido al Gobierno de Navarra que aplique las cláusulas sociales existentes en la Ley Foral de contratos de Navarra, ponga coto a los fondos buitre y corrija de forma radical esta tendencia, porque la presencia de estos fondos ya está teniendo efectos en la calidad del empleo y en la calidad asistencial.