Comisiones Obreras de Navarra | 22 abril 2024.

1º Mayo 2024

CCOO constata que la apertura comercial de ayer no responde al interés ni a la realidad de la sociedad navarra

  • El domingo 7 de enero era una de las fechas fijadas por la patronal como día de “máximo interés comercial” pero la realidad no fue tal: hubo poca apertura comercial y poca afluencia de clientes.
  • El sindicato trasladará al Consejo Asesor del Comercio Minorista de Navarra una propuesta en la que se reduzca el número de aperturas en festivos y que no se abra ningún domingo, para facilitar el derecho a conciliar de las personas que trabajan en este sector.

08/01/2024.
Este domingo 7 de enero no fue de interés comercial

Este domingo 7 de enero no fue de interés comercial

Este domingo 7 de enero era una de las fechas marcadas por el Consejo Asesor del Comercio Minorista como día de “máximo interés comercial” y CCOO pudo constatar ayer que esa afirmación no responde a la realidad comercial de Navarra. En el centro de Pamplona solo estaba abierto el Corte Inglés, las tiendas del grupo Inditex y alguna firma de droguería/perfumería. En el Parque Comercial Galaria - La Morea estaba todo cerrado. Además, en los pocos comercios abiertos la afluencia de clientes fue más bien escasa.

Rubén Belzunegui, secretario general de la Federación de Servicios de CCOO Navarra, ha pedido que se tenga en cuenta esta realidad para disminuir el número de festivos aperturables y que no se vuelva a abrir ningún domingo. Así lo trasladará en el próximo Consejo Asesor del Comercio Minorista, donde se reúnen patronal y sindicatos con el Gobierno de Navarra para decidir la apertura comercial en festivos.

Además, el sindicato no ve ninguna justificación para la apertura comercial de ayer cuando el servicio de venta online permite cubrir la posible demanda a la vez que las plantillas pueden descansar y conciliar como les corresponde un domingo.

CCOO ha peleado estas Navidades por el derecho a conciliar de los trabajadoras y trabajadoras del sector comercial a través de varias campañas (“¿No hay límites a la apertura comercial?” o “24D, derecho a conciliar”) y pide que las aperturas comerciales que se hagan fuera del horario ordinario se cubran solo con personal voluntario y tengan más remuneración que una hora habitual de trabajo. Estamos hablando de un sector feminizado, joven y con condiciones y horarios abusivos. Si a eso le añadimos tener que trabajar en festivos y además hacerlo con la misma remuneración que un día normal, la precariedad está asegurada.

Precisamente ahora, en pleno debate por la reducción de la jornada laboral, el comercio también tiene que avanzar en este sentido. La apertura en festivos empeora las condiciones laborales, destruye empleo al poner en peligro la supervivencia del pequeño comercio (que no puede competir con las grandes superficies), no permite la conciliación y trata de imponer un mal modelo de sociedad, en la que las grandes firmas son las que nos organizan la vida. Como se constató ayer no es necesario abrir ni consumir en días festivos.